Paisajistas

Los paisajistas más conocidos del mundo. 

La lista  no es de ninguna manera exhaustiva – a lo largo de la historia hubo muchas más grandes personalidades y personas dotadas dedicadas a su trabajo. Intentamos a elegir a los  paisajistas que más nos influyen con su oficio, cuya influencia marcó los momentos importantes de la historia de la arquitectura paisajista y cuyas ideas fueron revolucionarias hasta el punto de cambiar por completo el mundo en el que vivían. Gracias a ellos, la arquitectura paisajística es lo que conocemos y aprovechamos hasta hoy en día de sus ideas visionarios.

Frederick Law Olmsted es considerado popularmente como el padre de la arquitectura paisajista estadounidense. Nació en Hartford, Connecticut, el 26 de abril de 1822. Junto con su socio principal, Calvert Vaux, diseñó muchos de los parques urbanos más famosos de Estados Unidos, especialmente Central Park y Prospect Park en Nueva York. Creía que los espacios verdes urbanos deberían estar abiertos para todos los ciudadanos de todas las clases sociales, lo que dio origen a la idea moderna de un «parque público». También fue autor de numerosos currículos escolares y universitarios y arquitecto de la primera comunidad planificada en los Estados Unidos: Riverside en Illinois.

Roberto Burle Marx fue un arquitecto paisajista brasileño, conocido por introducir el Modernismo en Brasil. Nacido en 1909 en São Paulo, se interesó por el diseño de jardines gracias a sus padres. En sus proyectos utiliza habitualmente plantas autóctonas para crear bloques de color. Tenía un vasto conocimiento de la botánica brasileña y una gran colección de las plantas de su finca Barra de Guaratiba. Trató sus paisajes como pinturas abstractas, acercándose siempre a su obra con total perfección. Sus proyectos tienen un sentido de intemporalidad y trabajan con la naturaleza, en lugar de contra ella. La simetría no se encuentra en sus proyectos, sino que las plantas están agrupadas en grandes grupos de una especie y los cuerpos de agua son de forma libre y agradable. El paseo de la playa de Copacabana, el parque Flamengo en Río de Janeiro y el parque del centro de la ciudad de Kuala  Lumpur son sólo algunos de sus famosos diseños.

Martha Schwartz  es una arquitecta paisajista americana y uno de los iconos de la arquitectura paisajista del siglo XX. Sus impresionantes y controvertidos jardines son muy diferentes a lo que estamos acostumbrados – a veces ni siquiera contienen plantas, ni agua! Los materiales favoritos de Schwartz son el plástico y la piedra. Los rasgos característicos de sus diseños son colores brillantes, líneas nítidas y estructuras artificiales. El trabajo global de la firma se puede encontrar en los cinco continentes, con proyectos que van desde instalaciones artísticas, parques públicos, paisajes corporativos, planes maestros urbanos, fachadas al mar, jardines privados e instalaciones artísticas. Sus obras más reconocidas incluyen el Splice Garden en Cambridge, Massachusetts y Jacob Javits Convention Center Plaza en Nueva   York, así como  Dublin Docklands en Irlanda.

Fernando-Caruncho

Fernando Caruncho es un paisajista y filósofo internacional español. Famoso por sus jardines minimalistas y el uso de la luz y las formas orgánicas. Mientras estudiaba Filosofía, descubrió durante un seminario sobre la tragedia griega que el mundo antiguo tenía sus claves encriptadas dentro de la naturaleza. Desde entonces ha dedicado su vida al jardín. Un espacio, defiende, fundamental para que la arquitectura contemporánea reconecte sus obras con el entorno.

George Hargreaves  es Director de Diseño en Hargreaves Associates, donde se pone énfasis en la conexión entre la cultura y el medio ambiente a través del trabajo de la tierra para revelar los procesos naturales subyacentes. Destacado por su experiencia en la recuperación de sitios abandonados o abandonados para la ocupación pública, (Parque Olímpico de Sydney 2000), Hargreaves se ha caracterizado por traer el postmodernismo al mundo ecológico.

James Corner es un Arquitecto paisajista, diseñador urbano, y fundador de James Corner Field Operations. Corner es hoy en día un referente en la industria. Ha escrito libros sobre diseño de arquitectura paisajística y urbanismo, a la vez que ha sido reconocido con muchos elogios. Aunque probablemente más conocido por ser el cerebro detrás de la siempre exitosa High Line, otras obras importantes incluyen el Plan de Diseño Urbano Shenzen Qianhai, los Parques del Centro Cívico y, más recientemente, el Parque Olímpico Queen Elizabeth en el este de Londres, cuya inauguración está prevista para la primavera de 2014.

Gustafson Guthrie Nichol (GGN) sede en Seattle desde 1999 y  tiene un experiencia en arquitectura de paisaje, arquitectura, arte, ingeniería y ecología. GGN ofrece a sus clientes una amplia experiencia en el diseño de paisajes escultóricos de alto uso en contextos urbanos complejos. El trabajo de la empresa se basa en una profunda investigación de la historia, la ecología y las comunidades de cada sitio y varía en escala y tipo, desde el campus y los planes maestros hasta el mobiliario. Entre sus obras destacan el Museo Nacional de Historia y Cultura Afroamericana, el Jardín Lurie en el Parque del Milenio y el Campus de la Fundación Bill Gates.

Peter Walker posee un conocimiento del arte contemporáneo y del modernismo junto con una profunda reflexión sobre consideraciones históricas, culturales y ecológicas. PWP se centra en sedes corporativas, plazas, jardines culturales, campus académicos y proyectos de regeneración urbana. Su proyecto más reconocido últimamente es el National 9/11 Memorial, un bosque rodeado de robles que forma el núcleo del reconstruido World Trade Center de la ciudad de Nueva York.

Kongjian Yu (Turenscape) es un prolífico escritor, profesor y empleador de 600 arquitectos paisajistas. Su práctica, Turenscape, cubre la arquitectura paisajística y el diseño urbano a todas las escalas, y está impulsado por la urbanización masiva de China y los peligros de la degradación ambiental. Las obras de Turenscape, que encarnan lo rural y lo desordenado con el paisaje funcional en el ámbito urbano, han recibido numerosos premios internacionales de diseño. El diseño es un proceso colaborativo. Rara vez trabajan solos – múltiples socios aportan una serie de conocimientos y aportes creativos a la mesa.

Lawrence Halprin fue un influyente arquitecto paisajista, diseñador y profesor estadounidense. Comenzando su carrera en el área de la bahía de San Francisco, California, en 1949, Halprin colaboró a menudo con un círculo local de arquitectos modernistas en proyectos relativamente modestos. Estas cifras incluyen a William Wurster, Joseph Esherick, Vernon DeMars, Mario J. Ciampi y otros asociados con la UC Berkeley. Gradualmente acumulando una reputación regional en el noroeste, Halprin llegó a la atención nacional con su trabajo en la Feria Mundial de Seattle de 1962, el proyecto de reutilización adaptativa de Ghirardelli Square en San Francisco y el emblemático centro                                                                    comercial Nicollet Mall en Minneapolis.

Peter Josef Lenné nacido en 1789, este arquitecto paisajista prusiano es famoso por sus parques paisajísticos. Planeó y estableció más de 250 parques, en su mayoría palacios y jardines de castillos. Diseñó muchos parques en Potsdam, entre los que destacan el parque Sanssouci, el parque Babelsberg, el Tiergarten de Berlín y muchos otros. También podemos visitar sus parques en Frankfurt (Oder), Leipzig y Coblenza. Sus planes son característicos por sus espaciosos céspedes, sus atractivas vistas del paisaje circundante y sus pintorescos grupos de árboles y arbustos. Muchos sitios de la obra de Lenné son ahora Patrimonio de la Humanidad.

George Edward Kessler fue un urbanista y arquitecto paisajista pionero germano-americano. A lo largo de sus cuarenta y un años de carrera, George E. Kessler completó más de 200 proyectos y preparó planes para 26 comunidades, 26 sistemas de parques y bulevares, 49 parques, 46 fincas y residencias, y 26 escuelas. Sus proyectos se pueden encontrar en 23 estados, 100 ciudades, en lugares tan lejanos como Shanghai, Nueva York y la Ciudad de México. «La planificación», escribió Kessler, «debería ser integral. A pesar de que un gran diseño urbano sólo se puede realizar en pedacitos, y durante un largo período de años, siempre debemos saber hacia dónde vamos.

Gertrude Jekyll es una inspiración para las paisajistas. Con su ojo para el color y la sensibilidad de la forma, creó algunos de los jardines más hermosos del Reino Unido, Europa y los Estados Unidos. Nacida en Londres el 29 de noviembre de 1843, ya de niña se interesó por las plantas y los jardines. Estudió artes, colores, óptica y botánica – todos estos conocimientos demostraron ser beneficiosos en su vida posterior y en su trabajo. Trató el jardín como un lienzo, pintándolo con plantas de diferentes colores y texturas. Sin embargo, nunca dejó de elegir las plantas adecuadas para las condiciones, ya que su conocimiento de la botánica también era inmenso.

André Le Nôtre Nacido el 12 de marzo de 1613 en París, este paisajista francés tuvo una gran influencia en los jardines barrocos de Europa. Desde el principio de su carrera trabajó para la aristocracia y la realeza. Más tarde fue nombrado jardinero principal del rey Luis XIV. No cabe duda de su obra más famosa, los Jardines de Versalles, que diseñó y construyó para el rey Luis XIV. Otros proyectos interesantes son los jardines de Vaux-le-Vicomte, Fontainebleau y Greenwich Park en Londres. Los jardines de Le Nôtre son característicos de la altura del estilo de jardín formal francés e incluyen parterres, cuencas, fuentes, bosquetes y avenidas.

Lancelot  Brown fue un arquitecto paisajista británico. Nacido en 1716, diseñó y rediseñó más de 170 nuevos parques que rodean las mejores casas de campo y fincas de Gran Bretaña, entre otras en Croome Court, Blenheim Palace, Warwick Castle, Stowe y Milton Abbey. El implementó los grupos de árboles de diferentes alturas y le gustaban las líneas irregulares, suaves y curvas. Su objetivo en el diseño era copiar la naturaleza lo más cerca posible. Durante su vida y mucho después de su muerte en 1783, fue criticado por la constante «mejora» del paisaje y la destrucción de muchos de los jardines ingleses más antiguos y formales.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *